Posiblemente esté en busca de poder ayudar de alguna manera a tus padres, ya sea tú mismo o requieras que ellos lo hagan por sí mismos. Sin embargo, puede ser un tema difícil para dominar, o solo para ti, sino para la persona que debería comenzar un presupuesto para los años que vienen y su vida adulta. Debido a que las personas adultas tienen más dificultad en memorizar cosas y razonarlas, es especialmente difícil encomendar tal tarea a una persona adulta. Aquí te explicaremos cómo enfocar tus esfuerzos con el propósito de ayudar a dicha persona adulta a retomar el control de sus finanzas personales.

Si es que el adulto mayor de quien deseas cuidar su presupuesto es algo difícil…

Existen personas mayores a quienes les es difícil adaptarse a sus capacidades actuales, por lo que igualmente les es difícil identificar cuándo es que necesitan realmente ayuda y cuándo no. Para dichos adultos mayores, quienes pueden tornarse difíciles al momento de querer hablarles sobre hacerse cargo de sus finanzas, una idea puede ser únicamente convencerles de decirte dónde se encuentran algunos documentos en caso de una emergencia. Dichos documentos pueden incluir:

  • Póliza de seguro médico
  • Número de seguro médico
  • Número social
  • Información sobre ingresos
  • Información para contactar médicos, abogados, seguros
  • Declaración fiscal
  • mejor aspirador con bolsa

Esto te ayudará a saber cuál es su actual situación financiera y manejarla de la mejor forma posible.

La idea de utilizar bancos en línea puede ser una excelente decisión.

Internet definitivamente nos ha brindado varias ventajas que podemos utilizar en el día a día, y el manejo de un presupuesto para el adulto mayor no es la excepción. Por supuesto que llevará tiempo para poder enseñar al adulto mayor cómo utilizar un banco en línea, sin embargo, también se puede aprovechar la oportunidad para realizar movimientos bancarios en la presencia del adulto mayor para brindarle una mayor seguridad y control sobre su propio dinero. Queda claro que esta posibilidad permite realizar en conjunto movimientos bancarios sin la necesidad de realizar viajes en vano hacia la sucursal física.

Una vez que hayas hecho los movimientos iniciales, comienza a realizar el presupuesto.

Entre saber información suficiente sobre la situación financiera del adulto mayor, así como canalizar todo a una forma de banco, además de haber informado a todo aquel ser quien deba estarlo sobre la situación financiera del adulto mayor, podrás comenzar a realizar el presupuesto.

La manera más sencilla de hacer esto es mensualmente, ya sea física o digitalmente. Debes tener información sobre las ganancias mensuales, y los pagos normales que el adulto mayor realiza:

  • Gastos de inmueble (renta, hipoteca)
  • Pagos de servicios (electricidad, gas, teléfono)
  • Gastos médicos
  • Gastos de alimentos
  • Gastos de transporte
  • Gastos extra
  • Gastos de seguros

Con todos estos datos, podrás saber cuánto es que debe pagar al mes, y lo que necesitará en un futuro, pudiendo controlar de una mejor forma sus finanzas a futuro.