Es posible que estés en busca de una nueva aventura por el mundo. Quizás en un lugar muy cercano a ti o al otro lado del mundo, pero de algo debes estar seguro, y es de poder contar con el dinero suficiente para costear esas próximas vacaciones, questo sito web.

¿Cómo es que puedes realizar un presupuesto para esas próximas vacaciones que tanto has deseado? Aquí te damos algunos consejos que te pueden llevar hasta ahí.

1. Debes comenzar haciendo un presupuesto, pero para eso lees actualmente este artículo. Si requieres de un dato numérico, debes saber que se recomienda tomar tan solo el 8% de tus ganancias anualmente para asuntos relacionados con diversión y entretenimiento tuyo. Por lo que, deberás de sumar tus ganancias mensuales después de impuesto en un año, o simplemente multiplicar uno por 12 para saber tu ingreso anual, y esto multiplicarlo por .08, y de esa forma, podrás saber ese 8% que le podrás dedicar totalmente a tus vacaciones – migliore macchina caffè americano. Claramente, para algunas personas que aman viajar, esto no será suficiente, por lo que podrían aumentar este porcentaje, naturalmente recortando gastos en otras áreas de su vida.

2. Planea exactamente tus gastos dentro de ese presupuesto. Es decir, una vez teniendo la información de qué tanto podrás invertir en tus próximas vacaciones, ahora será la hora de buscar el destino a donde irás. Esto dependerá de el costo de transporte hasta ahí, así como los costos del hospedaje, comida, e incluso transportación en el propio lugar. Todo debe estar adecuado al presupuesto que anteriormente calculaste; es decir, todo lo debes balancear y quizás sacrificar algo en alguna de estas áreas por el bien del viaje en sí.

3. Una vez que hayas considerado los costos mayores como vuelos, tren, hospedaje y demás, tendrás que tener un presupuesto para cada día que te encuentres ahí, un presupuesto diario que deberás cumplir. Este presupuesto cubrirá principalmente tours, compras de recuerdos, ropa y comida. Así pues, deberás sumar todos estos costos aproximados y sumarles entre 10 y 15% para considerarlo como algo extra y de emergencia. Esto será lo mismo para cada día. Este presupuesto lo deberás tener preferentemente en la moneda local que estás manejando, ya que es dinero que podrás tocar y sentir, haciendo más real su gasto. Muchas veces, cuando se manejan únicamente las tarjetas o “dinero plástico”, ese dinero no se sentirá real, por lo que no lo controlarás tan bien como el dinero en efectivo.

4. Hablando de dinero en efectivo. Seguro querrás tener dinero del lugar a donde vayas. Nunca sabes si en todos los lugares aceptarán una tarjeta de crédito o débito, y además de esto, deberás tomar en cuenta algunas comisiones que te cobrarán por cada pago internacionalmente con una tarjeta. Además, debes de tener en cuenta que algunos bancos podrían bloquear tu tarjeta en caso de que no hayas hecho un previo aviso de tu viaje, esto debido a fraudes que podrían incurrirse. Ten en cuenta también que obtener dinero será siempre mejor en un cajero automático y más cantidad en una sola vez para evitar comisiones.